Cuando acuda a Miami Cancer Institute para recibir tratamiento para un cáncer de hueso puede tener la seguridad de que: Tanto si es la primera vez que acude a nosotros, como si está familiarizado con nuestro Instituto, prestamos mucha atención a su bienestar en cada etapa del tratamiento.

Nuestros especialistas en cáncer ortopédico proporcionan tratamientos avanzados y personalizados mediante la aplicación de la tecnología más avanzada. Miami Cancer Institute cuenta con el único programa de radioterapia con haz de protones en el sur de Florida. Esta avanzada modalidad terapéutica ofrece un tratamiento de radiación de mayor precisión a los pacientes de cáncer. Nuestros oncólogos también colaboran habitualmente con oncólogos radioterápicos, quirúrgicos, intervencionistas y expertos en sarcomas y ortopedia, para encontrar el tratamiento más eficaz para su tipo de cáncer.

La alianza entre Miami Cancer Institute y Memorial Sloan Kettering Cancer Center también brinda a nuestros pacientes acceso a diagnósticos más precisos y a algunos de los mejores tratamientos contra el cáncer de hueso del mundo.

Cada plan individualizado de atención oncológica incluye tratamientos innovadores y servicios de apoyo, como servicios psicosociales, fisioterapia y tratamiento del dolor. No solamente nos enfocamos en encontrar el tratamiento adecuado para su tipo de cáncer, sino también en crear un tratamiento que resulte ideal para usted como paciente.

¿Qué es el cáncer de hueso?

Se refiere a un crecimiento anormal de células malignas que se produce en los huesos largos de los brazos y las piernas, o en los huesos de la pelvis, la columna vertebral y las costillas.

¿Cuáles son los tipos de cáncer de hueso?

Los tumores óseos primarios o los cánceres de hueso que se originan inicialmente en los huesos son infrecuentes en los adultos y suelen afectar a niños y adultos jóvenes. Lo más habitual es que el cáncer de hueso sea el resultado de células cancerosas que proliferaron en otras zonas del cuerpo y se diseminaron al hueso. Este tipo de cáncer de hueso, el cáncer óseo metastásico, suele propagarse desde el pulmón, la próstata, el seno, la tiroides y los riñones. Es importante distinguir entre los distintos tipos de cáncer de hueso, porque cada uno tiene su propio tratamiento y pronóstico específico.

Los tipos más comunes de cáncer de hueso son:

  • Osteosarcoma. El más común de los cánceres de hueso. Por lo general se origina en los extremos de los huesos. Suele afectar a niños y adultos jóvenes.
  • Condrosarcoma. Este tipo de sarcoma óseo se forma en el cartílago y se encuentra con mayor frecuencia en la pelvis, las rodillas, la parte superior de los muslos o los hombros.
  • Sarcoma de Ewing. Normalmente se forma en el centro del hueso y afecta con mayor frecuencia al fémur, las costillas y la parte superior de los brazos. Suelen afectar a niños y adultos jóvenes.

Entre otras formas raras de cáncer de hueso se encuentran:

  • Fibrosarcoma. Por lo general aparece en las caderas o las rodillas, ocasionalmente después de la radioterapia por otro cáncer.
  • Adamantinoma. Estos tumores suelen originarse en la espinilla y son más frecuentes en mujeres jóvenes.
  • Cordoma. Un tipo de sarcoma óseo que usualmente surge en la parte inferior de la columna vertebral, cerca del coxis.

Entre los tipos de tumores óseos no cancerosos se encuentran:

  • Encondromas. Estas neoplasias benignas generalmente se forman en el cartílago de los huesos.
  • Tumores de células gigantes. Estos tumores normalmente se originan en las rodillas y suelen afectar a mujeres y adultos jóvenes.
  • Osteoma osteoide. Tumor no canceroso que usualmente se desarrolla en los huesos largos del cuerpo, como la tibia o el muslo. Estos tipos de tumores no se diseminan a otras partes del organismo.
  • Displasia fibrosa. Se trata de una enfermedad en la que se forma un tejido anormal, usualmente tejido cicatricial fibrótico, en lugar de un hueso normal. Este trastorno puede provocar que los huesos se debiliten y se fracturen o se deformen.
  • Quiste óseo aneurismático. Lesión en el hueso que suele estar llena de sangre.
En Miami Cancer Institute, nuestros especialistas en cáncer de hueso también trabajan en estrecha colaboración con nuestros especialistas en sarcomas para tratar los sarcomas de tejidos blandos.

¿Cuáles son los factores de riesgo de contraer cáncer de hueso?

Tener antecedentes familiares de cáncer de hueso podría implicar que usted tiene un mayor riesgo de contraer la enfermedad. Se ha observado una relación entre ciertos padecimientos hereditarios o genéticos y el riesgo más elevado de contraer cáncer de huesos, entre ellos:

Entre otros factores de riesgo de contraer cáncer de hueso se encuentran:

¿Qué puede hacer para prevenir el cáncer de hueso?

Lamentablemente, la mayoría de los factores de riesgo del cáncer de hueso no pueden controlarse y, por tanto, no hay forma de disminuir el riesgo.

Algunos estudios sugieren que se puede reducir el riesgo general de contraer cáncer al:

  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Ingerir una dieta saludable que incluya suficientes frutas y verduras, granos integrales, proteínas magras y lácteos bajos en grasa. Hable con el médico o con un nutricionista para saber qué debe incluir una dieta saludable.
  • Mantenerse en un peso saludable. Consulte con el médico para saber cuál es el peso saludable para usted.
  • Consultar con el médico acerca de pruebas genéticas y recomendaciones en cuanto a exámenes de detección si usted tiene un trastorno hereditario que aumente su riesgo de contraer cáncer.
  • No utilizar productos de tabaco. Hable con el médico si necesita ayuda para dejarlos.

Tiene preguntas? Estamos aquí para ayudarlo.

Noticias

Noticias recientes sobre la investigación del cáncer