El cáncer de vesícula y de vías biliares son tipos de cánceres digestivos y gastrointestinales poco frecuentes. Suelen diagnosticarse en estadios más avanzados porque normalmente no causan ningún signo o síntoma. Los médicos por lo general detectan estos tipos de cáncer después de extirpar la vesícula biliar o de comprobar si hay cálculos biliares.

Si le diagnostican un cáncer de vesícula o de las vías biliares, los especialistas en cáncer digestivo y gastrointestinal de fama mundial de Miami Cancer Institute combinan pericia médica y atención compasiva, para brindarle las mejores opciones de tratamiento. Nuestros especialistas en cáncer tienen acceso a tecnologías de vanguardia para diagnosticar y tratar su tipo de cáncer específico, con la meta de crear un plan personalizado que le brinde un tratamiento eficaz para su enfermedad.

Nuestro equipo multidisciplinario está conformado por oncólogos de fama internacional que se concentran en usted como paciente integral: desde el diagnóstico hasta el tratamiento y la vida posterior a un cáncer. Cada plan de atención individualizado para el cáncer comprende tratamientos y servicios innovadores, como asesoría de nutriciónrehabilitación física y tratamiento del dolor para abordar cada aspecto de sus cuidados como paciente. No solamente nos enfocamos en el tratamiento adecuado para su tipo de cáncer, sino también en aquel que resulte ideal para usted como paciente.

¿Qué es el cáncer de vesícula y de las vías biliares?

Esta enfermedad se produce cuando se desarrollan células malignas (cancerosas) en el tejido de la vesícula o de las vías biliares.

La vesícula biliar es un pequeño órgano en forma de pera situado en la parte superior del abdomen donde se almacena la bilis, un líquido que el organismo utiliza para digerir la grasa que produce el hígado. La vesícula libera la bilis en unos vasos denominados colédocos (vías biliares), que llevan la bilis al intestino delgado donde ayuda a digerir los alimentos.

¿Cuáles son los tipos de cáncer de vesícula y de las vías biliares?

La mayoría de los cánceres de vesícula y de las vías biliares son adenocarcinomas, que se forman en las glándulas mucosas de la vesícula y de las vías biliares.

La mayoría de los tumores de las vías biliares se forman afuera del hígado (cáncer extrahepático de las vías biliares); sin embargo, aproximadamente un tercio de estos tumores se forman dentro de las ramificaciones de las vías biliares en el interior del hígado (cáncer intrahepático de las vías biliares). Los tumores de las vías biliares también se denominan colangiocarcinomas.

Hay muchas otras formas de cáncer de vesícula, pero resultan muy infrecuentes. Entre estos están:

¿Cuáles son los factores de riesgo de contraer cáncer de vesícula y de las vías biliares?

Las mujeres tienen el doble de probabilidad de contraer cáncer de vesícula. Los nativos americanos y los mexicoamericanos también tienen un mayor riesgo de contraer cáncer de vesícula en comparación con la población general.

Entre otros factores de riesgo de contraer cáncer de vesícula se encuentran:

  • Ser mayor de 70 años.
  • Tener cálculos biliares.
  • Tener pequeños bultos (pólipos) en la pared de la vesícula.
  • Usar productos de tabaco, en especial, fumar.
  • Tener antecedentes familiares de cáncer vesícula.
  • Ser obeso.
  • Infecciones frecuentes por salmonela.
  • Tener un padecimiento llamado vesícula biliar de porcelana. Esto ocurre cuando la vesícula biliar está cubierta de depósitos de calcio, lo que sucede generalmente cuando está inflamada.

El cáncer de las vías biliares es más probable que afecte a las personas que sufren una inflamación crónica de los colédocos, que a menudo es causada por pequeñas piedras (similares a los cálculos biliares) que se forman en dichas vías.

Entre otros factores de riesgo de contraer cáncer de las vías biliares se encuentran:

  • Tener antecedentes de colitis ulcerosa.
  • Tener quistes congénitos en las vías biliares (quistes coledocianos).
  • Exposición a parásitos biliares.
  • Tener hepatitis C crónica.
  • Usar productos de tabaco, en especial, fumar.
  • Ser diabético.

¿Qué puede hacer para prevenir el cáncer de vesícula y de las vías biliares?

La mayoría de los factores de riesgo de contraer cáncer de vesícula y de las vías biliares, como la edad, el sexo y el origen étnico, son inevitables. Si tiene cálculos biliares crónicos o vesícula de porcelana, su médico podría recomendar extirparla como medida para prevenir estos tipos de cáncer.

Hay formas para disminuir su riesgo de contraer cáncer, entre ellas:

  • No utilizar productos de tabaco. Hable con el médico si necesita ayuda para dejarlos.
  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Ingerir una dieta saludable. Incluya suficientes frutas y verduras, granos integrales, proteínas magras y lácteos bajos en grasa. Hable con el médico o con un nutricionista para saber qué debe incluir una dieta saludable.
  • Mantenerse en un peso saludable. Consulte con el médico para saber cuál es el peso saludable para usted.

Tiene preguntas? Estamos aquí para ayudarlo.

Noticias

Noticias recientes sobre la investigación del cáncer