Los especialistas en cánceres ginecológicos de Miami Cancer Institute, parte de Baptist Health South Florida, combinan pericia médica y atención compasiva, para brindar las mejores opciones de tratamiento a los pacientes. Nuestro equipo tiene acceso a tecnologías de vanguardia, así como también a juntas multidisciplinarias para revisión de tumores semanales en las que nuestros expertos en ginecología tienen la oportunidad de colaborar en el diseño de los planes de tratamiento. En definitiva, el objetivo de su equipo de atención médica es ofrecerle cuidados personalizados para abordar sus necesidades individuales y brindarle un tratamiento eficaz para su cáncer.

Nuestros afamados oncocirujanos dispensan una atención avanzada al paciente como ser integral. Además del tratamiento, cada plan de atención individualizado incluye también servicios para abordar cada aspecto de sus cuidados como paciente, lo que abarca servicios de asesoría de nutrición, rehabilitación física y tratamiento del dolor. Nos enfocamos en el tratamiento adecuado para su tipo de cáncer y para usted como persona.

Alternative Text

¿Qué es la enfermedad trofoblástica de la gestación?

Es un trastorno infrecuente (abreviado GTD, por sus siglas en inglés) en el que se forman células trofoblásticas anormales en el útero después de la concepción, lo que provoca la proliferación de tumores. Estas anomalías se forman en las células que generalmente forman la placenta, el órgano que conecta al feto de crecimiento con el útero.

Los tumores de la enfermedad trofoblástica de la gestación pueden ser cancerosos (malignos) o no cancerosos (benignos) y muchos responden al tratamiento. Algunas mujeres que padecen esta enfermedad llegan a tener hijos y embarazos sanos después del tratamiento.

¿Cuáles son los tipos de enfermedad trofoblástica de la gestación?

Los tumores de esta enfermedad se agrupan en dos categorías: molas hidatiformes y neoplasias trofoblásticas de la gestación.

Las molas hidatiformes por lo general no son cancerosas, pero algunas pueden ser precancerosas. Son mucho más frecuentes que las neoplasias trofoblásticas de la gestación. Las molas hidatiformes son tumores de crecimiento lento que en ocasiones se denominan embarazo de mola. Entre los tipos de molas hidatiformes se encuentran:

  • Molas hidatiformes completas.
  • Molas hidatiformes parciales.

Tumores de neoplasias trofoblásticas de la gestación que casi siempre son cancerosos. Entre los tipos de neoplasias trofoblásticas de la gestación se encuentran:

  • Coriocarcinomas
  • Tumores trofoblásticos placentarios.
  • Tumores trofoblásticos epiteliales.
Alternative Text

¿Cuáles son los factores de riesgo de contraer enfermedades trofoblásticas de la gestación?

Entre los factores de riesgo de contraer la enfermedad trofoblástica gestacional se encuentran:

  • Quedar embarazada antes de los 20 años o después de los 35.
  • Tener quistes o mariscos de más de 6 cm.
  • Tener concentraciones altas de gonadotropina coriónica humana beta, una hormona que produce el organismo durante el embarazo.
  • Hiperactividad de la glándula tiroidea.
  • Tener hipertensión durante el embarazo.
  • Antecedentes de embarazos de molas o molas hidatiformes.
  • Antecedentes de abortos espontáneos.

¿Qué puede hacer para prevenir las enfermedades trofoblásticas de la gestación?

Puesto que los factores de riesgo de contraer una enfermedad trofoblástica de la gestación no pueden controlarse, la única forma de prevenir la enfermedad es no quedar embarazada. Sin embargo, es importante recordar que esta enfermedad es muy inusual y no debería interferir en su decisión de tener hijos.

Si anteriormente ha tenido embarazos de molas o abortos espontáneos, hable con el médico acerca de su riesgo de contraer la enfermedad trofoblástica de la gestación y si hay algo que usted pueda hacer para disminuir su riesgo.

¿Existen exámenes de detección para las enfermedades trofoblásticas de la gestación?

No existe una pauta de exámenes de detección para esta enfermedad; la mayoría de los casos se descubre durante controles prenatales habituales o cuando una mujer embarazada nota signos o síntomas preocupantes, tales como sangrado vaginal.

Tiene preguntas?

Estamos aquí para ayudarle a resolver cualquier duda que usted o su familia puedan tener.

Historias Relacionadas

Ver todas las noticias
cervical cancer survivor

A sus 32 años, no sabía qué era el cáncer de cuello uterino ni el VPH, hasta que recibió el diagnóstico

Stephany Goyla se enteró de que tenía cáncer de cuello uterino después de hacerse su primer Papanicolaou a los 32 años.
two women laughing while jogging

Exámenes de detección recomendados para el cáncer de cuello uterino

El American College of Obstetrics and Gynecology (Colegio Estadounidense de Ginecología y Obstetricia) anima a hacerse anualmente exámenes de detección de cáncer de cuello uterino a partir de los 21 años, y antes de los 21 años si contrajo una infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).
hand holding hypodermic needle labeled HPV

Vacunas asociadas a la disminución del índice de cánceres relacionados con el VPH

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus muy común y se estima que cerca de 80 millones de personas (casi una de cada cuatro) están actualmente infectadas en Estados Unidos. Lo más significativo es que se trata de un virus cancerígeno.

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español