Los especialistas en cáncer ginecológico de Miami Cancer Institute combinan pericia médica y atención compasiva, para brindar las mejores opciones de tratamiento a las pacientes. Nuestros especialistas de clase mundial tienen acceso a tecnologías de vanguardia, así como también a reuniones multidisciplinarias semanales en las que nuestros expertos en ginecología tienen la oportunidad de colaborar en el diseño de los planes de tratamiento. En definitiva, el objetivo de su equipo de atención médica es ofrecerle cuidados personalizados para abordar sus necesidades individuales y brindarle un tratamiento eficaz para su cáncer.

Alternative Text

Su equipo de oncología ginecológica está conformado por destacados médicos especializados en cáncer que dispensan una atención avanzada que considera a la paciente como un ser integral. Además del tratamiento, cada plan de atención individualizado incluye también servicios para abordar cada aspecto de sus cuidados como paciente, lo que abarca servicios de asesoría nutricional, rehabilitación física y tratamiento del dolor. No solamente nos enfocamos en el tratamiento adecuado para su tipo de cáncer, sino también en aquel que resulte ideal para usted como persona. 

¿Qué es el cáncer de vulva?

Se trata de una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en el tejido de la vulva. La vulva incluye la abertura de la vagina, los labios menores y los mayores de la vagina.

El cáncer de vulva se origina más frecuentemente en los labios mayores y se forma lentamente en el transcurso de varios años.

¿Cuáles son los tipos de cáncer de vulva?

Existen cinco tipos principales de cáncer de vulva:

  • Carcinoma escamocelular. Esta es la forma más frecuente de cáncer de vulva. Este tipo de cáncer se forma en las células escamosas, el principal tipo de células de la piel.
  • Adenocarcinoma. Se origina en las glándulas más cercanas a la abertura de la vagina.
  • Melanoma. Los melanomas se originan en las células que producen el pigmento de la piel y se presentan más frecuentemente en las áreas de la piel expuestas al sol, pero pueden originarse en cualquier lugar.
  • Sarcoma. El sarcoma se origina en las células que conforman los músculos o el tejido conectivo.
  • Carcinoma basocelular. Esta es la forma más frecuente de cáncer de piel. Se presenta más a menudo en las áreas de la piel expuestas al sol pero a veces puede ocurrir en otras zonas.

¿Cuáles son los factores de riesgo de contraer cáncer de vulva?

El factor de riesgo de contraer cáncer de vulva más común es, con mucho, una infección por el virus del papiloma humano (VPH). Los médicos consideran que al menos la mitad de los cánceres de vulva son producto de infecciones por VPH.

Este virus se puede contraer al entrar en contacto con la boca, los genitales o el ano de una persona infectada. Desafortunadamente no existe una manera de determinar si un compañero sexual tiene VPH, a menos que tenga verrugas genitales.

Entre otros factores de riesgo de contraer cáncer de vulva se encuentran:

  • Edad. La edad promedio de las mujeres a las que se les diagnostica el cáncer de vulva es 70 años.
  • Ser fumadora.
  • Tener antecedentes de verrugas genitales.
  • Tener una infección por VIH.
  • Tener varias parejas sexuales.
  • Mantener relaciones sexuales desde temprana edad.
  • Tener una neoplasia intraepitelial vulvar (VIN). Se trata de una lesión precancerosa que puede progresar a cáncer de vulva (cáncer de vulva invasivo) con el transcurso del tiempo.
  • Tener cáncer de cuello uterino.
  • Tener melanoma o tener antecedentes familiares de melanoma.
Alternative Text

¿Qué puede hacer para prevenir el cáncer de vulva?

No existe una forma garantizada para prevenir el cáncer; Sin embargo, puesto que la mayoría de los cánceres de vulva son producto de una infección por VPH, usted puede disminuir su riesgo de contraer este tipo de cáncer al tener relaciones sexuales con protección (como por ejemplo preservativos o condones) y limitar la cantidad de parejas sexuales.

Los preservativos no proporcionan una protección completa contra el VPH, pero pueden disminuir considerablemente su riesgo de contraer la infección.

Otra forma para reducir su riesgo es vacunarse contra el VPH. Esta vacuna actúa sobre los tipos de VPH de alto riesgo que provocan cáncer de vulva, pero no está indicada para las mujeres que ya tengan una infección por VPH. Hable con su médico sobre la vacuna y si considera que sería una opción segura para usted.

Dejar de fumar también disminuye su riesgo de contraer cáncer de vulva.

¿Existen exámenes de detección para el cáncer de vulva?

Hacerse exámenes pélvicos y pruebas de Papanicolaou (citología) periódicamente puede contribuir a detectar los primeros signos del cáncer de vulva. Estos exámenes buscan anomalías en la zona genital, así como también en los órganos de la pelvis. Si su médico sospecha que usted tiene cáncer, creará junto con usted un plan de pruebas de seguimiento y exámenes de detección.

Durante el examen pélvico el médico verificará que no haya signos de cáncer o de enfermedad en la vagina y la vulva. También podría hacerle un examen interno para lo cual se colocará un guante e introducirá un dedo con lubricante en la vagina mientras palpa con la otra mano la región inferior del abdomen.

Durante un Papanicolaou el médico inserta un instrumento lubricado en la vagina para hacer más ancha la abertura; a continuación, raspar suavemente el cuello uterino para tomar una muestra de mucosidad. Esta se envía a un laboratorio donde un patólogo la analizará para descartar la presencia de células anormales o signos de cáncer.

Es importante que hable con el médico acerca del momento indicado para comenzar a hacerse periódicamente exámenes pélvicos y pruebas de Papanicolaou. La frecuencia de estos exámenes dependerá de sus factores de riesgo, historia clínica y si en el pasado tuvo un resultado anormal en alguna de sus pruebas.

Tiene preguntas?

Estamos aquí para ayudarle a resolver cualquier duda que usted o su familia puedan tener.

Historias Relacionadas

Ver todas las noticias
cervical cancer survivor

A sus 32 años, no sabía qué era el cáncer de cuello uterino ni el VPH, hasta que recibió el diagnóstico

Stephany Goyla se enteró de que tenía cáncer de cuello uterino después de hacerse su primer Papanicolaou a los 32 años.
two women laughing while jogging

Exámenes de detección recomendados para el cáncer de cuello uterino

El American College of Obstetrics and Gynecology (Colegio Estadounidense de Ginecología y Obstetricia) anima a hacerse anualmente exámenes de detección de cáncer de cuello uterino a partir de los 21 años, y antes de los 21 años si contrajo una infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).
hand holding hypodermic needle labeled HPV

Vacunas asociadas a la disminución del índice de cánceres relacionados con el VPH

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus muy común y se estima que cerca de 80 millones de personas (casi una de cada cuatro) están actualmente infectadas en Estados Unidos. Lo más significativo es que se trata de un virus cancerígeno.

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español