¿Cuáles son los exámenes de detección para el carcinoma basocelular?

Los exámenes de detección también son importantes para prevenir e identificar un carcinoma basocelular, así que recuerde examinarse la piel regularmente en busca de cualquier protuberancia extraña, bultos o manchas en la piel y analice cualquier anomalía o inquietud con su médico de medicina primaria o dermatólogo.

Para muchos pacientes, los exámenes de detección comprenden:

Análisis de los antecedentes familiares: Muchos tipos de tumores de la piel pueden ser hereditarios. De hecho, aunque el carcinoma basocelular y el carcinoma escamocelular a menudo se producen a consecuencia de la exposición al sol o a los rayos ultravioleta (UV), los investigadores han determinado que existen varios síndromes hereditarios y genes asociados a un riesgo más alto de contraer estos tipos de cánceres no melanoma.

Lista de comprobación para el autoexamen mensual: Uno de cada cinco estadounidenses contraerá cáncer de piel, pero mientras más temprano se identifique, más fácil será su tratamiento y la cura.

A continuación le presentamos una lista de comprobación sencilla:

  1. Examínese de pies a cabeza frente a un espejo de cuerpo entero.
  2. Recuerde examinarse la parte de atrás del cuello, alrededor de las piernas y también los pies, inclusive el espacio entre los dedos del pie.
  3. Revísese el cuero cabelludo, incluida la zona alrededor y detrás de cada oreja.
  4. Use un espejo de mano para examinarse las nalgas, los genitales y región lumbar de la espalda.

Es importante que consulte con su médico de medicina primaria o su dermatólogo cuanto antes si ve algo que le resulte sospechoso o fuera de lo común.