Existe el mito muy difundido de que las personas de piel oscura no contraen cáncer de piel. Esta noción errónea predomina en la población latina y las personas de raza negra, pero lo cierto es que cualquiera, sin importar su tez, ascendencia o herencia, puede contraer cáncer de piel, especialmente si se expone a la acción de los rayos ultravioleta (UV) del sol (o de camas solares) durante un período prolongado. De hecho, en ocasiones los casos de cáncer de piel pueden resultar incluso más difíciles en aquellos de tez oscura porque el cáncer quizá no se diagnostique hasta que esté en un estadio más avanzado.

También es importante recordar que el sol y las camas solares no son la única causa del cáncer de piel. Por eso el cáncer de piel puede aparecer en lugares que rara vez, o nunca, están expuestos a la luz solar, tales como zonas entre los dedos de los pies, en las plantas de los pies, en los ojos (llamado melanoma ocular) y en los genitales.

Síntomas

El signo más común de un posible cáncer de piel se manifiesta mediante cambios en la piel, tales como un bulto o una masa nueva, una llaga que no sana o una protuberancia existente que cambia de tamaño o de color.

Tipos de cáncer de piel

El tipo de cáncer de piel que se diagnostica con mayor frecuencia entre los latinos es el carcinoma basocelular, pero también tienen una mayor incidencia de melanoma en zonas del cuerpo que normalmente no están expuestas al sol, como las palmas de las manos, las plantas de los pies, en los lechos ungueales, dentro de la boca o en los genitales.

Entre las personas de raza negra, el carcinoma escamocelular es el tipo de cáncer de piel que se diagnostica con mayor frecuencia,

seguido del carcinoma de células de Merkel.

Prevención del cáncer de piel

Los expertos de la Clínica Multidisciplinaria para el Tratamiento del Cáncer de Piel de Miami Cancer Institute recomiendan lo siguiente para disminuir su riesgo de desarrollar cáncer de piel:

  1. Limitar la exposición al sol, especialmente cuando la incidencia de los rayos solares es más fuerte, normalmente entre las 10 a.m. y las 4 p.m. y evitar por completo las camas solares.
  2. Usar sombrero y aplicarse protector solar antes de salir al aire libre.
  3. Que un profesional de la salud evalúe rápidamente todo lunar o llaga nueva que aparezca o que haya cambiado.
  4. Que su médico de medicina primaria o un dermatólogo le examine la piel de todo el cuerpo anualmente.

El equipo de especialistas y subespecialistas en cáncer de piel del Instituto goza de reconocimiento internacional y combina pericia médica, innovación y atención compasiva, todo agrupado en un mismo centro y convenientemente ubicado aquí, en el sur de Florida.

Tiene preguntas?

Estamos aquí para ayudarle a resolver cualquier duda que usted o su familia puedan tener.

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español