¿Qué es el melanoma?

El melanoma es un tipo de cáncer menos frecuente que otros aunque se lo considera el más peligroso porque puede metastatizarse (diseminarse) a otras partes del organismo. Se calcula que este año más de 90,000 personas recibirán un diagnóstico de melanoma.

El melanoma es el cáncer diagnosticado más frecuentemente en adultos comprendidos entre los 20 y los 30 años, y es la primera causa de muerte de las mujeres jóvenes de entre 25 y 30 años.

El melanoma se produce cuando se multiplican células malignas (cancerosas) en los melanocitos de la piel. Estos son las células que se encuentran en la capa más profunda de la epidermis (la capa exterior de la piel) y que dan a la piel su color o pigmento.

Si bien el melanoma es más frecuente en adultos, también se diagnostica en niños y adolescentes.

El melanoma a menudo comienza con un lunar o una mancha, normalmente en piel expuesta al sol, como en la cabeza (especialmente en el rostro o la nariz), el cuello, los brazos, las piernas y el torso.

Cuando el melanoma comienza en la piel, se denomina melanoma cutáneo. Asimismo, puede presentarse en las membranas mucosas, los tejidos que recubren superficies tales como los labios, así como también en los ojos (este tipo de cáncer de piel se denomina melanoma ocular).

Los especialistas en cáncer de piel de la Clínica Multidisciplinaria para el Tratamiento del Cáncer de Piel de Miami Cancer Institute combinan pericia médica de categoría mundial, innovación y atención compasiva, para detectar y tratar su tipo de cáncer específico, crear planes de tratamiento precisos y personalizados que incorporen descubrimientos, colaboraciones con otros investigadores de cáncer mundialmente reconocidos y el mejor tratamiento individualizado para usted.

  • 100,350

    la cifra de nuevos casos de melanoma que se diagnosticarán en 2020
  • 99%

    es la tasa de supervivencia del melanoma a 5 años cuando se lo detecta a tiempo

¿Cuáles son los factores de riesgo de contraer un melanoma?

Un factor de riesgo es todo aquello que aumente su probabilidad de contraer una enfermedad. Sin embargo, poseer un factor de riesgo no necesariamente implica que contraerá cáncer, por lo que es importante que conozca sus factores de riesgo y analice con su médico cualquier inquietud que tenga.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y los factores de riesgo del melanoma pueden ser ambientales o genéticos. Por ejemplo, quienes han tenido una exposición prolongada a los rayos ultravioleta (UV) procedentes del sol o de camas solares, poseen un riesgo más alto de contraer melanoma.

Entre otros factores de riesgo se encuentran tener:

  • Tez clara.
  • Ser rubio o pelirrojo.
  • Tener ojos azules, verdes o claros.
  • Exposición a factores ambientales tales como radiación, solventes, cloruro de vinilo y PCB.
  • Antecedente de varias quemaduras solares con ampollas, especialmente a temprana edad.
  • Tener varios lunares grandes o muchos pequeños, o antecedentes familiares de lunares inusuales.
  • Antecedentes personales o familiares de melanoma.
  • Poseer determinados cambios en los genes asociados al melanoma.

Si bien las personas de tez, cabello y ojos claros tienen un riesgo más alto de contraer cánceres de piel relacionados con la exposición al sol, los hispanos, los afroamericanos y personas de otras ascendencias también poseen factores de riesgo más elevados. 

Prevención

Prevenir o disminuir el riesgo de contraer melanoma en ocasiones puede implicar cambios en el estilo de vida y determinadas exposiciones ambientales, tales como la sobreexposición a rayos ultravioleta (UV) procedentes del sol o de cámaras solares.

Entre las medidas preventivas también se encuentran:

  • Usar bloqueador solar todo el año, con un factor de protección SPF 30 o más alto y que lo proteja contra los rayos UVA y UVB, independientemente de cuán clara u oscura sea naturalmente su piel.
  • Evitar la exposición al sol a mitad del día cuando la incidencia de los rayos solares es más fuerte (normalmente entre las 10 a.m. y las 4 p.m.). 
  • Usar prendas de vestir protectoras que le cubran el cuello, la cabeza y los ojos. 
  • Evitar las camas solares.
  • Emplear las debidas precauciones para limitar la exposición laboral a sustancias tóxicas. 
  • Examinarse la piel, de pies a cabeza, todos los meses.

Al igual que con cualquier programa de prevención del cáncer, los especialistas en cáncer de piel de Miami Cancer Institute recomiendan una dieta saludable que incluya suficientes frutas y verduras.

Asimismo, nuestros expertos recomiendan conocer y comprender sus factores de riesgo personales para que pueda implementar las medidas necesarias a fin de prevenir o disminuir su riesgo de contraer melanoma.

Los exámenes de detección también son importantes para contribuir a prevenir y detectar un melanoma, así que recuerde examinarse la piel regularmente en busca de cualquier lunar extraño, protuberancia, bultos o manchas en la piel y analice cualquier anomalía o inquietud con su médico.

Para muchos pacientes, los exámenes de detección comprenden:

  • Análisis de los antecedentes familiares: Muchos tipos de tumores de la piel pueden ser hereditarios. De hecho, aunque el melanoma a menudo se produce a consecuencia de la exposición al sol o a los rayos ultravioleta (UV), los investigadores han determinado que existen varios síndromes hereditarios y genes asociados a un riesgo más alto de contraer esta enfermedad.
  • La regla ABCDE: Los pacientes y los médicos aplican la regla ABCDE para examinar lunares o lesiones. Las letras que componen esta sigla hacen referencia a:
    • A: Asimetría: si tiene una forma asimétrica.
    • B: Borde: si el borde no es uniforme, si tiene forma aserrada, está abultado o tiene aspecto irregular.
    • C: Color: si comienza a cambiar de color, se oscurece o luce disparejo.
    • D: Diámetro: si crece de alguna forma.
    • E: Evoluciona su aspecto: si el aspecto evoluciona o cambia de algún modo.
  • Diagnóstico por imágenes tridimensionales VECTRA: La Clínica Multidisciplinaria para el Tratamiento de Cáncer de Piel de Miami Cancer Institute es el primer sistema de salud del sur de Estados Unidos que emplea el ultramoderno sistema de diagnóstico por imágenes de cuerpo completo Vectra 3D DermaGraphix.
    • Este revolucionario sistema de exploración de 360 grados de todo el cuerpo escanea casi la totalidad de la superficie de la piel con una sola captura instantánea y crea un modelo tridimensional del paciente con imágenes vinculadas a cada lesión del modelo.
    • Este novedoso sistema es uno de los pocos que existen en todo el país y gracias a las imágenes detalladas y al plano del cuerpo que genera, los expertos de Miami Cancer Institute pueden estudiar y vigilar las lesiones y otras anomalías de la piel para determinar con exactitud los cambios que se produzcan con el tiempo.

Tiene preguntas? Estamos aquí para ayudarlo.

Noticias Recientes

Noticias sobre investigaciones oncológicas recientes