La mayoría de los niños con rabdomiosarcoma reciben un tratamiento satisfactorio y pueden continuar con sus vidas. Su hijo necesitará atención de seguimiento para comprobar que el tratamiento está funcionando y para ayudarle a sobrellevar cualquier efecto secundario del cáncer o de su tratamiento. Su familia también tendrá acceso a nuestro Centro de Apoyo al Paciente Pediátrico.

Programa para sobrevivientes

Mediante un énfasis en la curación, la recuperación, el bienestar y la prevención de enfermedades, el equipo del Programa para Sobrevivientes de Miami Cancer Institute estará listo para acompañarlo en la siguiente etapa de su vida.

Servicios de apoyo para pacientes pediátricos

Servicios de apoyo para pacientes pediátricos

El equipo del Centro de Apoyo al Paciente Pediátrico atiende las necesidades sociales y emocionales de su hijo, y apoya a toda la familia, incluidos los hermanos. Ofrecemos un entorno compasivo, actividades interesantes y una variedad de terapias complementarias con el objetivo de velar por la salud psicológica de su hijo durante el proceso de tratamiento y más allá.

Repiques de campana

Repiques de campana

En el lobby de Miami Cancer Institute cuelga una campana de plata reluciente. El toque de esta campana señala el final de un tratamiento activo. Esta tradición la inició Irve Le Moyne, contralmirante de la Marina de Estados Unidos, quien se sometió a radioterapia por un cáncer de cabeza y cuello. Pensaba seguir la tradición de la Marina de hacer sonar una campana para indicar “que se había concluido la labor”. Ahora casi todos los centros tienen una campana similar que los pacientes pueden tocar para marcar el final del tratamiento.