En Miami Cancer Institute, somos especialistas en tratamientos avanzados para el cáncer, lo que incluye los últimos tratamientos quirúrgicos y quimioterápicos. Al combinar estos tratamientos con nuestra amplia experiencia y atención compasiva, apuntamos a mejorar el número de tratamientos exitosos y la vida de nuestros pacientes.

La quimioterapia intraperitoneal hipertérmica (HIPEC) es un tratamiento que combina cirugía y quimioterapia. Durante este procedimiento, que se realiza durante una cirugía para extirpar tumores, se llena el abdomen con agentes quimioterápicos calientes para destruir cualquier célula cancerosa remanente.

Miami Cancer Institute ofrece la HIPEC como una opción de tratamiento para algunos pacientes. Gracias a los años de investigación, nuestro equipo ha documentado algunas de las pruebas más sólidas de resultados positivos en la región.

¿Quién se beneficia de la quimioterapia intraperitoneal hipertérmica?

La HIPEC se usa más frecuentemente para tratar el cáncer de ovario. También se puede emplear para tratar:

La HIPEC se aplica de forma óptima en los casos en que no queda ningún tumor en el abdomen. Su equipo de atención solo usará esta técnica si se pueden extirpar todos los tumores visibles durante la cirugía (citorreducción).

Nuestro enfoque

Nuestro enfoque

Cuando acude a Miami Cancer Institute para someterse a la quimioterapia intraperitoneal hipertérmica, será atendido por especialistas en cáncer que tienen años de experiencia en el tratamiento de pacientes con esta técnica. Nuestro equipo ha administrado el tratamiento de la HIPEC por más tiempo que cualquier otra institución de la región.

Además, incorporamos un enfoque de colaboración en equipo para garantizar los mejores resultados posibles para los pacientes. Este enfoque implica revisar y analizar cuidadosamente cada caso para determinar si la HIPEC es la mejor opción terapéutica.

Muchos de nuestros cirujanos también están altamente calificados en cirugía robótica con HIPEC, y somos uno de los pocos centros del país en ofrecer esta combinación. La cirugía robótica acorta la estadía en el hospital, provoca menos dolor y acelera la recuperación. Con menos efectos secundarios y una recuperación más rápida, los pacientes pueden someterse a tratamientos de quimioterapia adicionales más rápido, lo que conlleva mejores resultados.

Preguntas más frecuentes

  • La HIPEC se administra al momento de la cirugía para extirpar tumores en el abdomen. El tratamiento solamente es eficaz si no hay ningún tumor en el abdomen, por lo que los médicos deciden durante la operación quirúrgica si un paciente recibirá el tratamiento de la HIPEC o no.

    Durante la HIPEC, se insertan catéteres (tubos delgados y flexibles) en el abdomen y se bombean agentes quimioterápicos a través de ellos para hacer una especie de “lavado” de quimioterapia. Los agentes quimioterápicos se calientan a poco más de 100 °F. Se ha demostrado que esta técnica, también llamada “quimioterapia caliente”, es más eficaz para destruir las células cancerosas.

  • En muchos tratamientos oncológicos es necesario que los pacientes esperen de cuatro a seis semanas después de la cirugía para empezar el tratamiento de quimioterapia. Con la HIPEC, los agentes quimioterápicos pueden empezar a destruir las células cancerosas mucho antes, lo que se ha demostrado que conduce a mejores resultados.

    Esta técnica además puede administrar una dosis alta de quimioterapia caliente directamente en el tejido donde normalmente el cáncer prolifera o se disemina. El tratamiento no tiene que combatir los tumores existentes para penetrar los tejidos y los agentes calientes tienen más probabilidades de atacar las células cancerosas.

    A diferencia del tratamiento de quimioterapia tradicional, que pasa por el hígado o los riñones hasta llegar al abdomen, la HIPEC evita que otros órganos queden expuestos a los efectos secundarios nocivos.

  • Como la HIPEC se administra durante la cirugía, cuando no es posible obtener su consentimiento, su médico o equipo de atención le explicará si usted es un buen candidato para el tratamiento y obtendrá su consentimiento para el tratamiento antes de la intervención. No deberá hacer ninguna preparación diferente para la operación quirúrgica.

    En muchos casos, el médico podrá usar pruebas de imagenología antes de la intervención para determinar si podrá extirpar todos los tumores y administrar la HIPEC. No obstante, no siempre es posible saber si el cirujano podrá extirparlos totalmente y proceder con el tratamiento.

    La HIPEC no debería afectar su recuperación de la cirugía. Sin embargo, es posible que presente algunos efectos secundarios normales de la quimioterapia después del tratamiento, como náuseas y cansancio.

    Según su diagnóstico, es posible que deba someterse a tratamientos de quimioterapia adicionales después de la HIPEC. Estos tratamientos normalmente comienzan de cuatro a seis semanas después de la operación.

¿Quiénes son los expertos en HIPEC?

¿Quiénes son los expertos en HIPEC?

Miami Cancer Institute cuenta con especialistas altamente calificados con una gran experiencia en la administración de la HIPEC. Cada miembro de nuestro equipo oncológico colaborará estrechamente para determinar si esta opción de tratamiento es la adecuada para su caso.

¿Quiénes son los expertos en HIPEC?

Miami Cancer Institute cuenta con especialistas altamente calificados con una gran experiencia en la administración de la HIPEC. Cada miembro de nuestro equipo oncológico colaborará estrechamente para determinar si esta opción de tratamiento es la adecuada para su caso.

Oncólogos Ginecólogos

Oncólogos Radioterápicos

Acreditado por la FACT

Acreditado por la FACT

Miami Cancer Institute, parte de Baptist Health South Florida, se complace en comunicar que el Programa de Trasplante de Células Madre de Sangre y Médula Ósea está totalmente acreditado por la FACT para trasplantes de células madre y terapias celulares. Esta acreditación nos otorga reconocimiento nacional como programa certificado para realizar trasplantes de células madre y tratamientos celulares como las terapias de células T con receptor de antígeno quimérico en nuestro Instituto. Además, gracias a este reconocimiento nuestro equipo puede obtener la cobertura completa de las compañías de seguro para estos procedimientos. Para obtener más información sobre la acreditación FACT, visite el siguiente enlace.

Tiene preguntas? Estamos aquí para ayudarlo.