Miami Cancer Institute es líder internacional en el tratamiento del cáncer mediante oncología intervencionista, la cual es la especialidad de atención oncológica más nueva que está transformando la manera de tratar la enfermedad. Ofrecemos los procedimientos más avanzados de oncología intervencionista y nuestros especialistas en este campo son un componente esencial de su equipo de atención oncológica, junto a la oncología médica, quirúrgica y radioterápica.

La oncología intervencionista emplea tecnologías avanzadas de imagenología para diagnosticar y tratar el cáncer mediante procedimientos dirigidos y mínimamente invasivos. Estos tratamientos suelen ser alternativas más rápidas, más seguras y menos dolorosas en comparación con otras opciones quirúrgicas más invasivas. Después del procedimiento, normalmente regresará a la casa el mismo día o permanecerá solo una noche en el hospital. Se ha comprobado que los tratamientos de oncología intervencionista destruyen tumores, frenan la evolución de la enfermedad, mejoran la calidad de vida y aumentan el índice de supervivencia.

Como líderes internacionales en oncología intervencionista, los médicos de Miami Cancer Institute son pioneros en la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos oncológicos. Ofrecemos estudios clínicos avanzados como parte de la alianza contra el cáncer Memorial Sloan Kettering Cancer Alliance. Nuestros médicos también organizan un congreso anual para educar y capacitar a oncólogos intervencionistas de todo el mundo.

¿Quién se puede beneficiar de un tratamiento de oncología intervencionista?

La oncología intervencionista podría resultar beneficiosa en cualquier etapa de su tratamiento oncológico. Su equipo de atención podría sugerir un procedimiento intervencionista para: 

  • Diagnosticar y estadificar su cáncer.
  • Atacar y destruir tumores.
  • Complementar otros tratamientos oncológicos.
  • Ayudar a tratar los efectos secundarios.

Según el tipo y ubicación del cáncer, su equipo de atención podría decidir que el tratamiento de oncología intervencionista es su primera y mejor opción de tratamiento. También podría ser candidato en estos casos:

  • No responde bien a la quimioterapia o a la radiación.
  • Tiene efectos secundarios intensos a consecuencia de la quimioterapia.
  • No puede recibir más radiación debido a un tratamiento oncológico anterior.
  • Está demasiado enfermo para someterse a una cirugía.
  • Necesita aliviar el dolor que le produce el cáncer.
  • No puede recibir un trasplante de hígado.

¿Qué cánceres se tratan con la oncología intervencionista?

Entre los padecimientos de prognosis favorable con la oncología intervencionista se encuentran:

¿Qué procedimientos y tratamientos intervencionistas están disponibles?

Los procedimientos de oncología intervencionista emplean agujas o catéteres (tubos delgados) y tecnologías avanzadas de imagenología para administrar estos tratamientos con precisión. 

Entre los procedimientos y tratamientos de oncología intervencionista que se practican en Miami Cancer Institute se encuentran:

  • Biopsias con aguja guiadas por imágenes – Los médicos extraen una muestra de tejido para diagnosticar y estadificar el cáncer con mayor exactitud.
  • Colocación de catéter venoso central – Se coloca un tubo delgado en la vena para facilitar la administración de medicamentos antineoplásicos, transfusiones de sangre o líquidos por vía intravenosa.
  • Colocación de sonda de alimentación – Se coloca un dispositivo en el estómago para dispensar nutrientes si tiene dificultades para comer.
    Crioablación (también denominada crioterapia o criocirugía). Se coloca una aguja cerca del tumor y, con temperaturas extremadamente bajas, se busca congelar el tumor y destruir las células cancerosas. Se usa en tumores de los riñones, próstata, pulmones, hígado, huesos y tejidos blandos. Esta técnica también puede aliviar el dolor relacionado con el tumor. 
  • Embolización – Se usa un tubo delgado para bloquear el flujo sanguíneo hacia un tumor, lo que provoca que se reduzca en tamaño. Este procedimiento también se emplea durante la cirugía para extirpar el tumor.
  • Radioembolización con itrio-90 – En este procedimiento, los oncólogos intervencionistas colaboran con oncólogos radioterápicos para administrar altas dosis de radiación directamente en los tumores del hígado. Los médicos insertan un tubo delgado en una arteria en la región inguinal y lo guían hasta el hígado. Se inyectan perlitas radioactivas mediante el catéter y hasta el interior del tumor para bloquear el suministro de sangre del tumor y atacarlo durante la radioterapia. Este proceso destruye las células tumorales sin afectar el tejido sano circundante. Miami Cancer Institute es uno de los pocos centros en todo el país que ha usado sistemas robóticos para la radioembolización en el tratamiento para el cáncer de hígado.
  • Ablación por radiofrecuencia o ablación con microondas – Mediante tecnologías de imagenología y sondas similares a agujas, se administra calor directamente al tumor. La sonda emplea energía de radiofrecuencia o microondas para destruir las células cancerosas de manera rápida y eficaz. Se usa para tratar tumores en los pulmones, hígado, riñones, huesos y otros órganos. 
  • Electroporación irreversible (IRE) – En este procedimiento, también llamado NanoKnife, los médicos emplean una tomografía para colocar agujas cerca del tumor. Una vez colocadas allí, se envía electricidad a través de las agujas para destruir el tumor. Inmediatamente el tumor muestra señales de reducción en su tamaño y los pacientes deben permanecer solo una noche en el hospital. Miami Cancer Institute es uno de los pocos centros oncológicos del país en ofrecer este procedimiento. Nuestros médicos han realizado más de 700 procedimientos con NanoKnife para tratar el cáncer de hígado o cánceres que se han diseminado al hígado. Además, son pioneros en usar este tratamiento para el cáncer de páncreas. 
  • Quimioembolización – El médico usa un tubo delgado para inyectar el tratamiento de quimioterapia directamente en el tumor e interrumpir el flujo sanguíneo que llega a este. Se ha demostrado que esta técnica destruye el tumor, reduce su tamaño y mejora la supervivencia de pacientes con cáncer de hígado. La quimioembolización se usa principalmente para pacientes con el cáncer que se origina en el hígado u otros cánceres que se han diseminado al hígado. Miami Cancer Institute es uno de los pocos centros en todo el país que ha usado sistemas robóticos para la quimioembolización en el tratamiento para el cáncer de hígado.
  • Embolización de la vena porta – Es posible que algunos pacientes sean candidatos para una cirugía hepática curativa, pero tal vez no tengan un órgano de un tamaño suficientemente normal para someterse a una cirugía. Este procedimiento se usa para estimular el crecimiento del hígado y posibilita que más pacientes puedan someterse a la cirugía hepática para extirpar un tumor.
  • Colocación de filtro de vena cava inferior – Mediante este procedimiento, se coloca un filtro pequeño en la vena grande del abdomen que transporta la sangre de la parte inferior del cuerpo hacia el corazón. Este filtro reducirá el riesgo de que un coágulo se traslade al corazón. Los coágulos de sangre en las piernas pueden ser un efecto secundario del cáncer.
  • Tratamiento para el manejo del dolor – Los médicos emplean diferentes procedimientos, como inyectar medicamentos en el área alrededor de la médula espinal (inyecciones epidurales), inyectar analgésicos en el abdomen (neurólisis del plexo celíaco), y bloqueos nerviosos para reducir o aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida. Además, se realizan procedimientos mínimamente invasivos para tratar las fracturas por compresión de la columna vertebral (vertebroplastia y cifoplastia) que podría experimentar durante o después del tratamiento. 
  • Implantación de un stent (endoprótesis) – Mediante este procedimiento, se usa un tubo pequeño de metal para abrir obstrucciones. Se puede usar para tratar las obstrucciones provocadas por el cáncer de las vías biliares, cáncer colorrectal, esofágico o traqueobronquial.
“Con el enfoque intraarterial de administrar altas dosis de quimioterapia directamente al tumor pancreático, tenemos el potencial de controlar la enfermedad y mejorar la supervivencia... y además mejorar la calidad de vida del paciente”. Dr. Gandhi.
Leer toda la historia
Photo of Dr. Ripal T. Gandhi, M.D.
Dr. Ripal T. Gandhi, M.D. Radiología diagnóstica
Tratamientos de avanzada en un solo lugar

Tratamientos de avanzada en un solo lugar

Miami Cancer Institute ofrece uno de los programas de oncología radioterápica más completos y avanzados del mundo, incluyendo el primer centro de terapia de protones en el sur de Florida. Somos el único centro oncológico en el mundo que ofrece todas las formas de radioterapia más modernas en un mismo lugar para así poder elegir el tratamiento más indicado para usted.

Conozca al Equipo de Atención Médica

Oncólogos Intervencionistas

Tiene preguntas? Estamos aquí para ayudarlo.