En Miami Cancer Institute creemos que es importante personalizar el tratamiento para cada uno de los pacientes. Nuestro equipo de especialistas conjuga experiencia de todas las áreas de la atención oncológica para crear un plan personalizado que se adapta a su diagnóstico específico. Sea que necesite cirugía, quimioterapia o una combinación de tratamientos, encontraremos una solución eficaz que satisfaga sus necesidades y preferencias.

La cirugía citorreductora para el cáncer de ovario es un tratamiento para extirpar tumores cancerosos de la pelvis. La citorreducción quirúrgica generalmente se produce después de que el cirujano extirpó los ovarios afectados. El objetivo de la cirugía es extirpar todos los rastros visibles de cáncer en la pelvis o abdomen.

¿Quién se beneficia de la cirugía citorreductora para el cáncer de ovario?

Muchas pacientes con cáncer de ovario comienzan el tratamiento con una histerectomía completa. La histerectomía completa es una cirugía para extirpar el útero, los ovarios y otros órganos reproductivos, como las trompas de Falopio. Si el cáncer se diseminó a otras zonas de la pelvis o abdomen, la cirugía citorreductora extirpa los tumores visibles en esas áreas. Se emplea una cirugía similar para tratar el cáncer de las trompas de Falopio y cánceres peritoneales primarios.

Las investigaciones en los Estados Unidos han demostrado que las pacientes con cáncer de ovario que se someten a una cirugía citorreductora óptima, seguida de un tratamiento de quimioterapia, tienen resultados más positivos. Una cirugía óptima significa que los cirujanos logran extirpar exitosamente todos los rastros visibles de cáncer de la pelvis o abdomen.

Como no todas las pacientes pueden ser candidatas para la cirugía citorreductora para el cáncer de ovario, es crucial que encuentre a un equipo de expertos que evalúe exhaustivamente su estado de salud y adapte el tratamiento a sus necesidades.

¿Cómo funciona la cirugía citorreductora para el cáncer de ovario?

El tipo de citorreducción quirúrgica que reciba dependerá de su diagnóstico y otros padecimientos de salud que tenga. Nuestro equipo está capacitado en técnicas mínimamente invasivas (laparoscópicas) y cirugías abiertas tradicionales. Además, somos uno de los pocos centros del país que ofrece cirugía para el cáncer de ovario asistida por robot.

Antes de la cirugía, el equipo de atención solicitará las pruebas necesarias y responderá todas las preguntas que tenga acerca del procedimiento. Además, le dará instrucciones específicas acerca de cómo prepararse para la cirugía. Debe seguir estas instrucciones al pie de la letra, ya que pueden afectar el resultado de la intervención. La preparación para la cirugía puede consistir en:

  • Hablar con su equipo de atención médica sobre los medicamentos que toma actualmente.
  • Dejar de tomar o cambiar algunos medicamentos o suplementos.
  • Designar a un cuidador.
  • Ingerir una dieta saludable.
  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Hacer ejercicios de respiración y para toser.
  • Preparación del intestino.

Durante la operación, el equipo quirúrgico extirpará los ovarios, todos los tumores visibles y cualquier otro tejido u órgano en donde se haya diseminado el cáncer, lo que puede incluir la extirpación de:

  • Útero
  • Trompas de Falopio.
  • Epiplón (tejido que recubre el estómago, el intestino grueso y otros órganos abdominales).
  • Ganglios linfáticos.
  • Diafragma.
  • Parte del intestino grueso.
  • Bazo.
  • Partes del hígado.

¿Se usan otros tratamientos con la cirugía citorreductora para el cáncer de ovario?

Muchas pacientes con cáncer de ovario reciben quimioterapia además de someterse a la cirugía. En muchos casos, podremos administrar una quimioterapia intraperitoneal hipertérmica (HIPEC, por sus siglas en inglés) durante la cirugía. Esta técnica consiste en llenar el abdomen con agentes quimioterápicos calientes después de que se hayan extirpado todos los tumores de la zona abdominal.

Su equipo de atención solo usará la quimioterapia intraperitoneal hipertérmica si se pueden extirpar todos los tumores visibles durante la cirugía inicial. Como se administra durante la cirugía, su médico o equipo de atención le explicará si usted es una buena candidata para el tratamiento y obtendrá su consentimiento para la HIPEC antes de la intervención. No deberá hacer ninguna preparación diferente para la operación quirúrgica.

Según su diagnóstico, es posible que deba someterse a tratamientos de quimioterapia adicionales después de la cirugía, incluso si le administran la HIPEC. Estos tratamientos normalmente comienzan de cuatro a seis semanas después de la operación.

¿Qué puedo anticipar después de la cirugía citorreductora para el cáncer de ovario?

La mayoría de las pacientes que se someten a una cirugía citorreductora necesitarán recuperarse en el hospital por cinco a siete días después de la operación. En Miami Cancer Institute, nuestros especialistas usan el método de restablecimiento posquirúrgico optimizado (ERAS, por sus siglas en inglés), mediante el cual los pacientes se recuperan más rápidamente y con menos dolor. Este método evita el uso de narcóticos e implica la colaboración cruzada entre el personal de enfermería y los anestesiólogos.

También trabajaremos estrechamente con usted y su cuidador en el plan de recuperación, que podrá incluir:

  • Medicamentos, como analgésicos.
  • Cuidado de la incisión.
  • Consejos para ducharse y bañarse.
  • Dieta y alimentos que debe evitar.
  • Ejercicios de respiración.
  • Directrices para la actividad física y las relaciones sexuales.
  • Síntomas a los que debe prestar atención y cuándo contactar a su equipo de atención.

Si se le administra quimioterapia intraperitoneal hipertérmica durante la cirugía, la recuperación debería ser igual. Sin embargo, es posible que presente algunos efectos secundarios de la quimioterapia, como náuseas y cansancio, después del tratamiento.

Quizá también tenga numerosas preguntas acerca de la salud y el funcionamiento sexual después del tratamiento. Nuestro equipo de especialistas en rehabilitación y terapeutas psicosociales estarán a su lado para despejar cualquier inquietud que tenga durante y después del tratamiento.

Nuestro enfoque

Cuando acude a Miami Cancer Institute para someterse a una cirugía citorreductora para el cáncer de ovario, será atendida por los especialistas en cáncer más experimentados de la región. Nuestro equipo de expertos comprende varias especialidades, como oncología quirúrgica, oncología torácica y oncología ginecológica. Entendemos la complejidad de la cirugía y nos comprometemos a brindarle atención integral con precisión.

Muchos de nuestros cirujanos también están altamente calificados en cirugía robótica para el cáncer de ovario, y somos uno de los pocos centros del país en ofrecer esta opción de tratamiento. La cirugía robótica acorta la estadía en el hospital, provoca menos dolor y acelera la recuperación. Con menos efectos secundarios y una recuperación más rápida, las pacientes pueden someterse a tratamientos de quimioterapia adicionales más rápido, lo que conlleva mejores resultados.

Además, ofrecemos una atención integral en cada etapa del proceso quirúrgico, desde el control preoperatorio hasta los cuidados posoperatorios. Esto incluye al personal de enfermería que cuenta con amplia experiencia en la atención de pacientes, antes, durante y después de la cirugía para el cáncer de ovario.

¿Quiénes son los expertos en la cirugía citorreductora para el cáncer de ovario?

Miami Cancer Institute cuenta con especialistas altamente calificados con una gran experiencia en la cirugía citorreductora para el cáncer de ovario. Cada miembro de nuestro equipo oncológico colaborará estrechamente para determinar si esta opción de tratamiento es la adecuada para su caso.

Oncólogos Ginecólogos

Oncóloga Médica

Oncólogos Radioterápicos