El diagnóstico de cáncer genera inquietudes físicas, emocionales y prácticas para los pacientes y sus familias. Como integrantes de su equipo de atención médica, nuestros especialistas en control de síntomas y medicina paliativa trabajan conjuntamente con sus oncólogos para mejorar su calidad de vida durante todo el proceso del cáncer.

¿En qué consiste el control de síntomas y la medicina paliativa?

La medicina paliativa, también llamada tratamiento de apoyo, puede mejorar la calidad de vida de adultos, adolescentes, niños y familias, puesto que se concentra en mitigar el dolor, el estrés y otros síntomas que acompañan al cáncer y su tratamiento. Resulta adecuada a cualquier edad y en cualquier etapa de la enfermedad.

El Servicio para Control de Síntomas y Medicina Paliativa aborda cada caso como un equipo dedicado exclusivamente al paciente. Este equipo, conformado por médicos, profesionales especializados y trabajadores sociales, colabora con los demás clínicos que le atienden para maximizar su calidad de vida durante todo el tratamiento del cáncer.

Los médicos de medicina paliativa poseen una formación especial y experiencia en el tratamiento del dolor y los síntomas, y se especializan en ayudar a los pacientes y sus familias a lidiar con las numerosas molestias que provocan las enfermedades graves: desde efectos secundarios producto del tratamiento médico, hasta el estrés de la persona a cargo de sus cuidados y la incertidumbre del futuro.

Además de contribuir a aliviar los síntomas físicos y emocionales, el equipo del Servicio para Control de Síntomas y Medicina Paliativa puede ayudarle durante el proceso de toma de decisiones médicas, al sopesar los argumentos a favor y en contra de los diversos tratamientos. Nos entregamos a la tarea de facultar a pacientes y familias para que desempeñen una función activa en la elección de un plan de atención. Dedicaremos tiempo para comprender lo que es verdaderamente importante para usted, como persona, y le ayudaremos a entender cómo lograr sus objetivos a lo largo de todo este proceso.

¿Cuándo se debe comenzar con el control de síntomas y la medicina paliativa?

Idealmente, los cuidados paliativos comienzan al momento del diagnóstico para aquellos pacientes que los necesitan. Las investigaciones demuestran que comenzar a trabajar con un equipo de medicina paliativa desde el principio conlleva a menos hospitalizaciones, a un alivio más pronunciado de los síntomas y al mejoramiento de la calidad de vida.

¿Cuándo debo acudir al equipo del Servicio para Control de Síntomas y Medicina Paliativa?

Se le puede remitir por síntomas no controlados, como:

  • dolor;
  • falta de aire;
  • estreñimiento;
  • diarrea;
  • cansancio;
  • náuseas y vómitos;
  • nerviosismo;
  • neuropatía;
  • insomnio;
  • pérdida del apetito;
  • tristeza;
  • dificultad para cumplir con las actividades diarias y el aseo personal;
  • estrés producto del diagnóstico o de tener que tomar decisiones médicas complejas;
  • asistencia para aclarar los objetivos del tratamiento;
  • ayuda para comprender los cuidados paliativos terminales.

También puede solicitar que su equipo de atención oncológica lo refiera.

¿Cuál es la diferencia entre la medicina paliativa y los cuidados terminales?

Los cuidados terminales son un tipo específico de medicina paliativa para las personas cuya esperanza de vida sea seis meses o menos. Los cuidados terminales son siempre paliativos, pero no toda la medicina paliativa es para pacientes terminales. A los pacientes que reciben cuidados terminales ya no se les administra un tratamiento activo, en tanto que los cuidados paliativos se pueden recibir en cualquier etapa de la enfermedad.

Tiene preguntas? Estamos aquí para ayudarlo.