Tatuaje de pezón tras una operación de cáncer de seno

Durante el tratamiento del cáncer de seno, muchas mujeres y hombres se someten a una intervención quirúrgica para extirpar uno o ambos pechos (mastectomía), seguida de una reconstrucción mamaria. Aunque a veces este proceso puede salvar el pezón, muchas personas se quedan sin pezón ni areola.

El tatuaje del pezón proporciona una réplica del pezón y la areola en el nuevo seno. El tatuaje puede ayudar a que las pacientes se sientan más completas y seguras de sí mismas después de la operación de tratamiento del cáncer.

Miami Cancer Institute ofrece servicios de tatuaje de pezón en sus instalaciones para las pacientes que se hayan sometido a una cirugía de reconstrucción mamaria. El servicio, prestado por Suzanne Moe de SUMA Ink, está disponible con cita previa y puede programarse con su equipo de cirugía.

¿Cómo funciona el proceso de tatuaje de pezón?

Se trata de un procedimiento no invasivo y no quirúrgico que consiste en implantar tinta justo debajo de la capa superior de la piel (dermis). El color de tinta personalizado, combinado con técnicas de sombreado, puede dar la ilusión de profundidad y dimensión, o un tatuaje de pezón tridimensional. 

La sesión de tatuaje

Cuando haya programado su cita para el tatuaje, la artista y usted diseñarán juntas el tamaño, la forma y el color del pezón y la areola. Los pigmentos se mezclan cuidadosamente para adaptarlos a su tono de piel o para igualar un pezón existente.

Una vez finalizado el diseño y el color, la artista dibujará un contorno antes de comenzar el tatuaje.

Aunque muchas mujeres no tienen sensación en el pecho reconstruido, se aplicará una crema anestésica tópica para asegurar que el procedimiento sea lo más cómodo posible.

El proceso de tatuaje normalmente dura dos horas o menos.

Después del procedimiento

Inmediatamente después de la sesión, se limpiará el tatuaje y se cubrirá con un protector estéril. Es importante mantener la zona limpia y seca durante las dos primeras semanas.

Quizá note que el tatuaje es de colores más intensos y oscuro inmediatamente después del procedimiento, pero los colores se aclararán en las próximas semanas.

Se programará una cita de seguimiento entre ocho y diez semanas después, para evaluar el tatuaje con la artista y añadir más color o agrandarlo, si fuera necesario.

¿Cómo hago una cita?

Puede programar una sesión de tatuaje de pezón a través de su equipo de cirugía plástica. El cirujano tendrá que autorizar el procedimiento de tatuaje.

Preguntas comunes sobre el tatuaje de pezones

  • Es importante que se comunique con su compañía de seguros para aclarar si el procedimiento de tatuaje de pezón está cubierto.

  • Tras una mastectomía y una reconstrucción mamaria, la mayoría de las personas pierden sensibilidad en su nuevo seno. Sin embargo, la tolerancia al dolor varía en función de cada persona y del tipo de cirugía realizada.

    Para garantizar una experiencia cómoda, utilizamos una crema anestésica de grado médico en la zona donde se realizará el tatuaje. Durante unos días después del procedimiento, es posible que sienta como si tuviera una leve quemadura de sol en esa zona.

  • Seguimos estrictas normas de esterilización y desinfección para hacer tatuajes, de acuerdo con los requisitos de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA). El sistema es 100% desechable y de un solo uso.

    Recuerde que, aunque los tatuajes normalmente no entrañan efectos adversos para la salud, sí provocan pequeños traumatismos en la capa superior de la piel. Los tatuajes tardan más en curarse en el caso de personas que han recibido radioterapia en la piel, sufren de diabetes o de trastornos autoinmunitarios. Las personas que toman inmunosupresores también pueden tener un tiempo de curación más largo.

  • Es importante dejar que el seno reconstruido sane por completo antes de hacerse un tatuaje de pezón. El tiempo de espera dependerá de su cirugía específica y del proceso de sanación. Su equipo de cirugía plástica autorizará el tatuaje de pezón cuando no corra riesgos.

  • Durante los primeros 10 o 14 días después del tatuaje, es importante mantener la zona limpia y aplicar una pomada cicatrizante dos veces al día. Evite la luz solar directa, nadar o sumergirse en el agua durante este período.

    Puede volver al trabajo y retomar sus actividades diarias de inmediato, y puede hacer ejercicio moderado.

    Con el tiempo, el tatuaje se suavizará y el color se aclarará a medida que crezcan nuevas capas de piel sobre este. Evite rascarse o tocarse el tatuaje mientras sana.

  • La mayoría de las personas solo necesitan una sesión de tatuaje. Sin embargo, entre ocho y diez semanas después de la sesión inicial de tatuado, volverá a reunirse con la artista para ver cómo luce el tatuaje después de que se haya curado. Durante esta cita de seguimiento, puede solicitar cualquier ajuste de color o tamaño, si fuera necesario.

  • Los tatuajes son permanentes y duran toda la vida. Sin embargo, a medida que envejece, notará que el tatuaje se atenúa. Muchas consideran que este aclaramiento coincide con el proceso natural de envejecimiento.

    Tenga en cuenta que la exposición a la luz solar directa y la química corporal individual pueden hacer que los tatuajes se desvanezcan más rápidamente. Si esto ocurre, puede someterse a un retoque de color si desea un tatuaje más oscuro.

Reciba nuestro boletín electrónico mensual

Entérese sobre las últimas novedades de nuestro equipo dedicado a brindar apoyo a los pacientes, conozca nuestros servicios e inscríbase para participar en los próximos eventos.

¿Tiene preguntas?

Estamos aquí para ayudarle a resolver cualquier duda que usted o su familia puedan tener.

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español